[Este artículo está escrito por Jaume Serral, profesor del Postgrado de Persuasión Estratégica de la Universidad de Barcelona]

Es curioso que en cada elección de gobierno, parece que todos y cada uno de los partidos políticos que participan, sean los resultados que sean, siempre ganan.

En este breve artículo vamos a analizar qué argumentan para dar esta imagen de  victoria. Y cómo ejemplo vamos a elegir las elecciones autonómicas catalanas, pero este ejemplo se puede llevar a cualquier otra comunidad e incluso a las del gobierno de España.

Después de celebrarse las últimas elecciones en Cataluña los mensajes fueron los siguientes:

  • CIU: Consiguieron dos veces y media más de votos que el segundo partido más votado y eso es una diferencia muy grande.
  • PSC: Mucho mejor resultado que el que señalaban las encuestas.
  • Ciutadans: Consigue grupo parlamentario y se dispara hasta los nueve diputados.
  • CUP: Consigue tres escaños la primera vez que se presenta a las elecciones Catalanas.
  • ERC: Pasó por primera vez a ser el segundo partido político con más escaños.
  • PP: Gana un diputado y 84.131 votos.
  • ICV: Gana 3 diputados 128.033 votos.

Resultados-elecciones-catalanas-25-N

Una vez vistos los datos analicémoslos:

Para poder ganar todos, es tan fácil como determinar qué criterios quieren escoger para demostrar que han ganado, olvidando los que demuestran que no han ganado.

Por ejemplo:

  • PP, ICV, ERC, C’s  Comparan número de votos y diputados que les representan.
  • CUP Consigue representación.
  • CIU compara votos con el segundo y el la fuerza política más votada.
  • PSC comparar resultados con los previstos en las encuestas.

¿Por qué siempre ganan los partidos políticos?

Porque eligen que criterio es el que demuestra que ganan.

Si elegimos el criterio “Quién” puede gobernar, veríamos que ganaría uno o dos y el resto pierden.

Si elegimos el criterio “Número de votos”, veríamos que hubo un partido político que fue el que más votos ganó.

Si se trata del criterio de “cantidad de representación”, unos aumentan y otros disminuyen.

Así que cuando queramos debatir sobre algo o dar nuestra opinión, será muy importante tener en cuenta los criterios que van a sustentar nuestra argumentación, ya que estos nos permitirán hacer creer que hemos ganado aunque sigamos en el mismo lugar o incluso hayamos perdido posiciones.

E incluso cuando debatamos será probable que los criterios no sean los mismos y por eso no encontramos el punto de acuerdo.

Siempre recuerdo un ejemplo del uso de las palabras que explico en mis cursos:

Dos atletas, uno ruso y uno americano corren una carrera y la gana el ruso. En Rusia los periódicos titulan: “Carrera entre ruso y americano que gana el atleta ruso”. En EEUU el titular es: “Americano queda segundo y ruso penúltimo en la carrera celebrada en…” (Se puede notar como en el primer titular se da un tipo de información basada en ciertos criterios, solo dos atletas y gana el ruso. En el segundo se puede notar cómo se omite la información y además se induce a creer que hubo más participantes y esto crea el escenario propicio para dar un efecto contrario a la noticia)

¿Para qué sirve conocer esto? Para que lo puedas utilizar y ser más persuasivo pero también para evitar que te lo hagan a ti, para que no te convenzan si tú no quieres.

Anuncios